jueves, 7 de abril de 2016

Avances en Rinoplastia

La cirugía de nariz es la segunda más practicada en el mundo. Al ser tan solicitada y realizada, y ser una de las pocas que en muchas ocasiones requiere de profesionales de dos ramas diferentes, el otorrino y el cirujano plástico, la rinoplastia se ha beneficiado de los avances en tecnología y en técnicas de cirugía nasal, así como en el cuidado posoperatorio.

Avances de la cirugía en sí 


En los últimos años la tradicionalmente menos practicada rinoplastia abierta, ha pasado a ser preferida sobre la rinoplastia cerrada. Muchos cirujanos la prefieren sobre la abierta porque sienten que hay más control y los resultados son más predecibles.

Los injertos usados en soporte y reconstrucción han variado y mejorado en consistencia y estabilidad. Ahora hay de diferentes materiales que permiten muchas más opciones a la hora de suplir alguna carencia estructural que tenía el esqueleto nasal. El trabajo con la punta nasal se ha mejorado mucho gracias a estos injertos y cartílagos. Hay en especial una preferencia a usar el cartílago de la propia piel del paciente para evitar malas reacciones o problemas en la asimilación de tejido.

Además la anestesia es ahora mucho más segura y los anestesistas realizan controles mucho más rigurosos que hace 20 años. De hecho el anestesista cada vez cobra mayor importancia en los equipos de cirugía plástica, e incluso suelen tener un trato directo con el paciente haciéndole todo tipo de exámenes para poder garantizar la seguridad del paciente.

Los medicamentos anti-náusea han avanzado mucho y son mucho más efectivos y menos agresivos que en el pasado.

Ya no se busca remover y eliminar tanto cartílago y tejido como en el pasado, sino que se busca obtener los mejores resultados causando el menor trauma a la nariz. La parte funcional de la respiración ha sido probablemente donde hemos visto un mayor avance porque las rinoplastias modernas buscar reparar esos problemas funcionales y reestablecer la respiración natural, desbloqueando las fosas nasales o enderezando el tabique nasal para una función óptima.

Estéticamente 


Se buscan resultados más naturales, con narices bien definidas pero que encajen en el conjunto de la cara. Los resultados poco naturales, conspicuos del pasado se han dejado atrás.

El concepto de belleza se ha expandido. Las narices elegantes no tienen que ser necesariamente pequeñas, y la nariz levantada tan típica de hace 20 años en actrices y modelos (y misses) ha quedado en desuso por su obvia artificialidad.

Tecnología 3D y simulaciones por computador 


Ahora existen varios programas y software que realizan una simulación completa de cómo sería la cirugía y sus resultados finales. Simplemente metiendo la foto en el programa se pueden ajustar las preferencias para ver cómo quedaría la cirugía y para que el paciente y el doctor puedan entender las expectaciones de cada uno y ajustar en consecuencia.

Posperatorio 


Sigue siendo un posoperatorio incómodo en los primeros días, pero pasada la primera semana la medicación y cuidados permiten un descanso y cuidados más relajados. Hay muchos doctores que han dejado de usar los incómodos tapones nasales. Esto puede o no ser recomendable según el doctor al que se le pregunte.Es generalmente consensuado que los tapones nasales, aunque incómodos, son más seguros para detener el sangrado.


Resumen


Técnicamente y humanamente la rinoplastia ha progresado mucho, volviéndose una cirugía más segura y con resultados más predecibles. Sin embargo está claro que los caminos abiertos en estos últimos años muestran que áun se puede progresar más en este terreno.

La ayuda proporcionada por computadores, aplicaciones y todo tipo de avances tecnológicos de la era digital, cada vez abren más puertas para los cirujanos estéticos.

1 comentario:

  1. Los avances que se hacen año a año mejoran cada vez más las posibilidades y recursos para obtener mejores resultados, es algo que siempre ayuda a que la salud y el resultado final sea lo primordial

    ResponderEliminar